jueves, 30 de agosto de 2012

Una poesía de amor.





Una poesía de amor siempre intenta recuperar lo perdido.
Grita fuerte para convencer para que no huyamos por la puerta de atrás.

Una poseía de amor siempre destila muchas lágrimas.
Lagrimas de melancolía que a veces saben muy amargas
Pero que siempre pueden por el amor triunfar.


Una poesía de amor extraña fuertemente hasta las mismísimas entrañas.
En lo estéril del mundo combate fulminante y triunfa.
En su gloria eterna siempre muestra el camino al andar.

Una poesía de amor no se cansa en repetir que aun te ama.
Que aún se aferra a no vivir en el olvido y no se calla.

Una poesía de amor pide a gritos la no renuncia e implora y ruega una nueva oportunidad de amar.

Una poesía de amor es un regalo bondadoso, a veces terco, aveces loco, pero siempre al final, es lo más eterno que genera humanidad.

Una poesía de amor siempre se aferra a la grandeza.
A las cosas bellas y tiernas de una historia que se quiere respirar.

Poesía

Miguel Adame Vazquez.

Abril de 2007.



No existe nada.





No existe nada que cure la solemne soledad.
Ya la ausencia de un momento compartido no lo sabe saborear.
No existe nada que un corazón testarudo y arraigado pueda superar.
Las cicatrices están muy arraigadas ya los caminos se surcan al llorar.
No existe nada que un silencio buscado pueda hacer olvidar.
Y que el olvido involuntario no pueda engañar.
No existe nada que unas cuantas prosas en sus rimas y estrofas no pueda sabotear.
No existe nada que permanezca enteramente intacto con un insulto mal pensado y que esconda la maldad.
No existe nada que pueda curar la sola presencia de un recuerdo vivido que se dejo marchitar.
No existe nada que resulte totalmente indispensable cuando no se quiere cambiar.

Poesía

Miguel Adame Vázquez.
Abril de 2007

Se lo ha llevado el viento.




Se lo ha llevado el viento.
Solo a dejado un triste recuerdo.

Ya no está una imaginación alimentada por las risas de los niños.
Ya no están las estaciones del tiempo que se nutren con el nacimiento del sol cada nueva mañana.

La gran variedad de colores que en el campo abierto salpican con su encanto se las ha  llevado el viento.
Solo ha dejando un triste recuerdo de un mundo vivo y en movimiento.

Solo ha dejado  la amargura desdichada de los hombres, la rabia que sueña con el odio.
Se lo ha llevado el viento, solo ha dejado las ruinas melancólicas del tiempo.

Poesía

Miguel Adame Vázquez
Abril 2007

miércoles, 29 de agosto de 2012

Letra muerta
















Letra muerta sin aliento, ni suspiro.

Letra muerta que se oscurece conforme pasa al olvido.

Letra muerta que  transcurre obsoleta, lentamente deslizada por los mares del destino.

Letra muerta, sin dolor, ni sentido.
Que se desliza inútilmente cuando no la tengo conmigo.
Letra muerta, inerte, quieta y deslucida que trastoca los sentidos.
Letra muerta que transcurre a los instantes a un lugar vació.

Letra muerta que silencia, inerte y fría mañana.

Letra muerta sin un momento consentido.
Letra muerta que esconde lo que piensa, que enmudece mis caminos.

Letra muerta es lo que pido.


Poesía

Miguel Adame Vazquez.

19/04/2007

Más la muerte no la quiero, no la quiero todavía.




Ayer me susurraste algo muy tenue en el oído.

Escuche claramente casa uno de tus quejidos.

Solo el temor al verte de frente ha estropeado sin razón sentidos.

Cual estampa sujeta al olvido muestras tu presencia insolente.

No existe nadie que te reste poder o fuerza ene ste mundo.


Te imploran tiempo, lealtad y cariño, más tú solo brindas un momento en el silencio profano delo que fé algún día.

Ayer me susurraste algo muy bajo al oído.
Me quisiste seducir con un beso frio en la mejilla.

Me dijiste que era tuyo.
Más la muerte no la quiero, no la quiero todavía.

Poesía
Miguel Adame Vazquez.

19/04/2007

Perdonarme en silencio.



Como perdonar si me han devorado las entrañas.
Como olvidar si me han robado la paz que se construye tras los años.

Como decirle al corazón que no escuche el eco de mis pensamientos.
Como extirpar de un tajo la razón, como hacer oídos sordos a un grito del silencio.

Como dar la espalda a todos mis sentimientos, como perdonar si me han destruido por completo.

Como hacer oídos sordos si me han robado la esencia de mis recuerdos.
Como simular que no pasa nada cada vez que te veo.

Como recuperar la sonrisa con un inocente y sublime beso.
Como liberar la alegría si en lo mas oscuro de un calabozo me encuentro.

Como desterrar la amargura y vibrar con el puro momento.
Como volver a rogar justicia si solo imploro que me arrebate el fuego.

Como dejar atrás el olvido sí me han destruido mis cimientos.
Como volver a amar si solo vivo con los resentimientos.

Como tratar de librar el horizonte y perdonarme.
Perdonarme en silencio.



Poesía


Miguel Adame Vazquez.

25/04/2007


Venceré por ti.



Venceré por ti.

Saldremos adelante de las sombras.
De la oscuridad marchita la luminosidad sera la que se asoma.
Buscaremos nuevos horizontes, cada instante con tu eterna belleza.

Volveremos a sentir el calor de los rayos de un sol que se muestra glorioso.

Volveremos a sentir la tenue brisa de una mañana fría y nublada.
El resplandor de un atardecer nocturno.

Volveremos a sentir el ruido estruendoso de un mar controlado por el viento.

Volveremos a sentir la eterna llovizna de una tarde mojada.
Volveremos a soñar, a sentir la esperanza, la ilusión de un día mejor cada mañana.

De un instante divertido, de una primavera eterna y llena de colores.
Volverás a nacer, con nuevos bríos nos deslizaremos siempre de frente.
Volveremos a ser felices.
Mi más tierna niña amada, retoño de mi gloria pasada.
Venceré por ti.

Volveremos a escuchar el canto de una vida que crece.
Volveremos a vernos a los ojos, sin ningún recuerdo del ocaso.
Volveremos a soñar, con un futuro que nos alcanza.

Volverás a radiar esa energía que te llega por completo.
Tus ojos brillaran con una luz intensa.
Volveremos a rogar, a pedir a nuestro dios que perdone las ofensas.

El eco de un pasado malvado se olvidara de ti.

Al único retoño que procreo una vida.....



Poesía

Miguel Adame Vazquez.

2/04/2007

martes, 28 de agosto de 2012

La vida es un suspiro que siempre se olvida.

























En un ayer se suspira la vida.
Y como en un instante diminuto el aliento se marchita.
En un solo crujir de dientes el hoy se vuelve lejano.
Como aquella partícula de polvo que se pierde por el viento en un solo instante, así se extingue la esperanza.

Fuerón los sueños los que ilusionados esperaban al tiempo para que éste regresara .
Pero no volverán los momentos eternos.
Se han ido para siempre sin un retorno inmediato.
Se han ido a la nostalgia pasada para poder contar su propia historia.
Fueron palabras que sangraron con sus últimos recuerdos.

La vida es un suspiro que siempre olvida.
Se marchita con la esperanza de los sueños que confunden una nostalgia llena de recuerdos  porque solo palpitan por un pasado que ya es distante.

El futuro está lleno de incertidumbres, como una madeja de estambre sin un hilo de inicio así será mi vida si no se mi camino.
Juntaré con todas mis fuerzas todos los pedazos de vida y el futuro será mejor.


Poesía
Miguel Adame Vazquez
29 agosto de 2012.

Cuando me encuentro contigo.




Cuando me encuentro contigo.
Y en la soledad de mi compañía cierro los ojos
Solo consigo recordar tu alegría.


Como implorar la desgracia cuando se ama,
Cuando me encuentro contigo la tristeza no te abarca.
Con tus cantos y sonrisas me alabas.
No me entregas pesares, ni ruina.
Porque construyes con tus ruegos mi esperanza.
No me haces infeliz porque entregas tu vida a lo que amas.
Deseas tiempos mejores, un destello de esperanza.
Cuando me encuentro contigo solo consigo pensar en lo que te alcanza.


No me prometes victorias ni coronas floreadas,
Pero a diario me entregas lo que más te ama.
No eres egoísta, ni falsa.
Sabes que te amo con toda mi nostalgia.


Porque siempre en cada acto tú te entregas, nada te guardas.
Te amas cuando defiendes la vida.
Por enseñar lo que aprendes te acabas.


Poesía
Miguel Adame Vázquez


25/04/2007

Como quisiera




Como quisiera llevarte muy lejos a mi lado.
Como quisiera escapar contigo a un mundo apartado.
Como quisiera rescatar tu cuerpo del alma de la soledad del propio existir.
Como quisiera navegar por los mares profundos
Lejos de las tempestades que amenazan con un cielo oscuro.
Como quisiera tomarte de los hombros y hacerte sentir el fuego de mis labios al besarte y la intensidad de mi amor por ti.
Como quisiera que al cerrar mis ojos
Vieras descubrir la luminosidad de su mirada al entregarse solo a ti.
Como quisiera que hubiera un gran cosmos y yo cual guerrero combatir en mil batallaspor ti.
Como quisiera escapar muy lejos donde un mundo poder descubrir.
Como quisiera, tomarte de la mano y tu aroma sentir.
Como quisiera amanecer a tu lado y sentir tu cuerpo latir.
Como quisiera amarte en el pasado y tu fuego al nacer compartir.
Como quisiera sentirte plena y por tu gloria eterna sobrevivir.
Allá afuera existe una guerra
Quisiera poder pelear por ti.

Poesía

Miguel Adame Vázquez.
30/04/2007

Mi refugio eres tú.




Mi refugio eres tu.
Ante las tormentas desoladas bajo un cielo amenazante cargado de realidad.
Mi refugio eres tu.
Ante los placeres prohibidos de una forma de amar.
Mi refugio eres tu.
Ante la verdad obsoleta, en la vivencia diaria que no alimenta la falsedad.
Mi refugio eres tu.
Ante el escondite en llamas, ante la lúgubre soledad.
Mi refugio eres tu.
Ante la ultima morada, en la esperanza deseada, en la ultima oportunidad.
Mi refugio eres tu.
Ante las realidades pactadas de los ecos del mañana por una gran tribulación.
Mi refugio eres tu.
Cuando las cargas son pesadas y eres el último consuelo de una verdad que no se calla.
Mi refugio eres tu.
De lo que se impone en los sueños, del presente que no se cambia y subsiste inquieto.
Mi refugio eres tu.
De lo que golpea mis mas firmes credos, solo tu me mantienes pleno muy listo para amar.


Poesía
MIGUEL ADAME VÁZQUEZ
Mayo de 2007


Mi hija amada.



















Amo cada mañana cuando veo tu reflejo en el estanque frió y salpicado por la brisa celestial del universo.

Amo cada instante cuando contemplo tu silueta en el reflejo sutil de un movimiento.

Amo tu sonrisa plena, sin rencores, sin prejuicios, ni dolores.

Amo tu alegría por vivir cada instante que es nuevo y travieso.

Amo cada oportunidad que regalas cuando te sientes amada.

Amo cada momento pleno y único que solo existe a tu llegada.

Amo tus preguntas, tus ojos inquietos, tu figura completa que me recuerda mis ruegos por ser algún día papá.

Amo tu esencia de la vida que me recuerda mi única meta, mi camino, mi andar. 

Amo tu  bendita espiritualidad, tus ganas de agradar a un creador cada mañana.

Amo tu obsesión por hacer siempre lo que crees que es tu verdad.
Tu santa voluntad de sentirte descontrolada´.
insumisa hasta las entrañas como tu madre.

Te amo por lo que eres y por lo que algún día serás.
Mi Brenda amada.



Poesía 
Autor Miguel Adame
24/08/2011

domingo, 26 de agosto de 2012

Llueve el universo.



Llueve el universo.
Dejando su humedad en los rosales.

Llueve el universo.
Con el silencio nocturno de las penumbras.

Llueve el universo.
Con el amor perturbado por las luces fugaces de las estrellas diurnas.

Llueve el universo.
Con el olor mojado y palpitante que h
ace eco estruendoso en los rayos del viento.

Llueve el universo.
Con tú recuerdo que confunde el reflejo de una
 luna a lo lejos.

Llueve el universo.
Con mis ojos que no pueden enfocarte porque e
s borroso tú recuerdo.

Llueve el universo.
Se lo lleva el susurro del tiempo.

Llueve el universo.




Poesía

Autor Miguel Adame
15 de septiembre de 2011.

Amo tus ojos violentos.



Amo tus ojos violentos que proyectan iracundos sus festejos.
Amo tu carisma palpitante que entusiasma mis reflejos.
Amo tu silueta insinuada en la sombra de un ciruelo.
Amo tus momentos plenos que inoptizan mis pensamientos.

Amo tu caminar distante que nunca llega a tiempo.
Amo tu silencio inquieto que se mueve con un gesto.
Amo tus verdades a medias que me ocultan lo incierto.
Amo tus palabras escritas por los versos y los cuentos.

Amo tu pasado inexistente por una convicción arrogante que nunca duerme.
Amo las cuatro palabras prohibidas que nunca pronuncias al viento.
Amo tus ojos violentos que proyectan iracundos sus festejos.

Por eso te amo.

Poesía
Autor Miguel Adame
16 septiembre de 2011.

Tengo un corazón roto




























Tengo un Corazón roto
Invadido por la nostalgia
de los días pasados.

Del atardecer glorioso
Añoro sus colores
El aroma sutil de las flores

También extraño la intensidad
De los sentimientos
Reflejados en las sonrisas y carcajadas del viento

tengo un Corazon vacío y a la vez lleno
Lleno de esperanza
Vacío de reciprocidad



Poesía

Miguel Adame

Septiembre del 2011

sábado, 25 de agosto de 2012

A mi compañera de toda la vida.






Cuando no estas a mi lado

Siento un vacío iracundo
Inundando mis desvergüenzas

Cuando no estas a mi lado
La sangre no palpita con las alegres voces a mis oídos.

Cuando no estas a mi lado
Mi vida se vuelve una desaventura inquietante que perdura.

Cuando no estas a mi lado
Los lagos no se agitan despavoridos y arrogantes con el viento.

Cuando no estas a mi lado
Los colores palidecen ante el quebranto de mis huesos.

Cuando no estas a mi lado
Siento aflicción Por las miles de primaveras que juntos hemos conquistado.

Cuando no estas a mi lado
los sabores impregnados por la nostalgia se los lleva el viento.

Cuando no estas a mi lado
Simplemente te extraño.


Poesía
Miguel Adame
Septiembre 2011.
A Julieta

A mi hija.



















Te he visto crecer.
Entre algodones y flores flotabas

Tu palpitar muy tenuemente se escuchaba.
Aumentando las ilusiones te transformabas.

Te he visto crecer.
Y al pasar de los días
Ya no llorabas.
tu sonrisa a mi fortuna alegrabas
galopando el tiempo incesante

Te he visto crecer.
A volar aprendiste en un instante
Ya cada día menos tengo que guiarte.

Porque no eres un ser diminuto
aprendiendo de ti al observarte
como una semilla en el bosque
Inquietante.

Te he visto crecer.
abriendo camino entre espinas y Rosales


Poesía
Miguel Adame
Septiembre de 2011

A Brenda

A mis queridos sobrevivientes.
























Tus ojos se han enrojecido nuevamente.
Tus mejillas no han tocado la almohada en toda la noche.
Tu ilusión por un mejor mañana a emigrado a sembrar en otros campos.

Tu grandeza se siente diminuta ante tu 
alma que se siente contristada porque al crecer tu inocencia fue traicionada.

Quisieras partir, pero no debes, aún faltan un montón de 
primaveras.
Mil aventuras contaras en el futuro.
Lucharás contra viento y marea venciendo mil y un obstáculos.

No debes renunciar.
Un mundo gigante te espera.
No debes esconderte.
Porque siempre hay alguien que te espera.
Tu debes ganar y sobreponerte a la luna llena.
Se que lo harás.
Lo haces de mil maneras.

"Dedicada a mis queridos sobrevivientes"

Poesía 
Miguel Adame
Septiembre de 2011.

Inspiración

















Ayer fuiste mi musa por un instante pasajero.
Con un pretexto prohibido.
Por una excusa perfecta.

Ayer fuiste la luz que ilumina mis caminos.
La letra gloriosa que traza mis senderos.

Ayer fuiste la inspiración incorrecta.

El sendero estrecho por donde pasa el amor.

Inspiración.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
Septiembre de 2011.

Nunca me has amado.

Siniestras estampas del olvido.
Perturbadoras luces del ocaso.
La tibia brisa del tiempo me a traicionado.

El ayer se muestra melancólico.
Tiemblo pavoroso recordando
El cumulo de momentos trazados.

Como un instante pasado me añoro.
Recordando los segundos desperdiciados.

Parece una eternidad vacilante
Lo mucho y poco que e amado.
E amado sin fronteras Entregando un universo infinito.

Nunca me a preocupado el abismo
Lo he dado todo, nada me he quedado.
He vaciado cada minúsculo esfuerzo que he respirado.

La tibia brisa del tiempo
Se muestra melancólica.
añorando Cada instante desperdiciado Al no sentir cuanto me has amado.

Poesía
Autor Miguel Adame Vazquez.
Septiembre de 2011.

Nuestra vida.

La vida es un instante corto del universo.
Un destello fugas que resplandece.

La vida es un arco iris de sonrisas.
El color subido de las flores.

La vida es el semblante justo de las acciones.
La nostalgia clara de los sueños.

La vida es la fantástica forma del ayer recordado.
Las gloriosas noches que paso escribiendo.

La vida es el frío matutino de las mañanas.
El candor de un sol que ilumina.

La vida es el beso tierno de quien amas.
El abrazo fuerte del sentimiento.

La vida es el mejor regalo
De la felicidad que nace con ilusión.

Poesía
Autor
Miguel Adame Vazquez

Septiembre de 2011.

A mi padre.

Un ser diminuto te recuerda.
Bajo tu grandeza los robles descansan.

El olvido se hace presente en los tiempos.
Pero tu enseñanza perdura inmóvil y gloriosa.

Un espacio vacío has dejado.
Ya los gorriones no cantan.

Tus retoños florean primaverales.
Solo el invierno frío que dejaste al partir hace eco.

Lo que amaste ilumina en la oscuridad aun todavía.
Tu camino andado no es un sendero inconcluso.

Tu existencia en la vida se refleja en las sonrisas y los momentos alegres.
También en el derrotero difícil
Tu humildad perdura.

El horizonte se siente perdido
Bajo la lluvia del ocaso que muestra mi anhelo por no tenerte aquí.

Nos amaste estaciones completas.
Padre, bajo tu grandeza los robles descansan esperando volverte a ver.

Poesía
Autor
Miguel Adame Vázquez.
Octubre 2011.

Mi amor por ti.

Mi amor no tiene fronteras.
Se desborda melancólico por los linderos de tu ego.

Mi amor no tiene cura.
Agoniza taciturno en tus lealtades.

Mi amor no tiene limite.
Se vacía cada vez que lo contemplas.

Mi amor no tiene sueño.
Se acurruca soñoliento con tus besos y caricias.

Mi amor no tiene tiempo.
Se pasea vagabundo en tus ruegos.

Mi amor no tiene esperanza.
Se desliza moribundo por tu alma.

Mi amor no tiene edad.
Se mantiene eterno por tus cadenas atadas.

Mi amor no tiene nada.
Se mantiene integro cuando lo amas.


Poesía
Autor
Miguel Adame Vázquez.
Octubre 2011.

El color de tus ojos.

Tus ojos reflejan las cruentas batallas perdidas.
Las incontables noches con luna llena.

Tus ojos lloran los sueños que nunca han logrado.

Tus ojos revelan las horas en vela que el frío amanecer a capturado.

Tus ojos se muestran rehenes de un pasado que nunca pidió vivir.

Tus ojos revelan los ríos de lagrimas que un mar han formado.

Tus ojos se muestran como rocas inertes después de una corriente lluviosa.
Tempestuoso recuerdo que se a desbordado.

Tus ojos hablan como el viento apresurado.
Ese viento de huracán que arranca desde la raíz el miedo.

Tus ojos expresan una misericordia sublime que perdona y olvida.
Pero que sigue viviendo Los recuerdos ingratos.

También tus ojos saltan y gritan.
Yo puedo soñar primaveras eternas.

Tus ojos sobreviven.
Tus ojos luchan.
Tus ojos logran llenar de colorido el horizonte.
Tus ojos triunfan danzantes y alegres.
Tus ojos se niegan a cerrase por completo.

Tus ojos dormirán serenamente sus propios sueños de amor, enigma y libertad.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.

Septiembre de 2011.

Duele el Corazón

Duele el Corazón.
Sus latidos palpitan mi conciencia.

Duele el Corazón.
No hay fronteras que soporten la ausencia.

Duele el Corazón.
Recordar que en otra vida
Nunca nos hemos amado.

Duele el Corazón.
el silencio se incrusta en mis venas.

Duele el Corazón.
La nostalgia de vivir añorando lo que no se a tenido

Duele el Corazón.
Amar intensamente día con día sin sentido.

Poesía.
Autor
Miguel Adame Vázquez.
Octubre 2011.

El futuro será mejor.

Escucho el crujir de mis sueños por el sonido inquietante de un trueno lejano.
Mi dolor sobre un atardecer que fue soleado ante el viento suave y frío del firmamento.

Escucho el inquieto momento que se precipita de prisa bajo la lluvia tibia de mis sueños.
La meditación del ayer cuando ya ha transcurrido el tiempo.

Escucho el triste grito sin esperanza y olvido.
La música lejana que prefieren mis oídos.

Escucho la minúscula partícula de polvo impactar en mi rostro sin causar ningún gesto expresivo.

Escucho mi corazón palpitar con mucha fuerza por un horizonte tardío que todavía no llega.

El futuro será mejor.


Poesía.
Autor
Miguel Adame Vázquez.

Octubre 2011.

Necesito de ti.




















El infinito me abruma.
Desde lo alto contemplo con espanto la fobia fría del vivir con tu lejana ausencia.

El vacío insensato de mi vientre alejado de tu sombra te extraña.
Añoro el calor de tus brazos.
Tus suaves caricias cuando me hablas.

La luz no resplandece tan brillante. 
La noche esta triste, llora copiosa escurriendo por los ventanales.

La bruma matutina se evapora incipiente.
Instantánea y subyacente se aleja de mi permanencia.

Me duele el Corazón.
Sus latidos inquietan mi cordura.

Cuando volverás a amarme y yo poder tenerte en mis sueños.
Cuando volverás a sonreír por mis locuras.
Cuando serás más que un recuerdo perdido.

Necesito de ti.

Poesía
Octubre 2011
Miguel Adame Vazquez.

Sigo tus huellas.

Sigo tus huellas con esperanza
Esperando que al llegar el horizonte
Una luz brillante te ilumine.

Tengo mucha fe en esa sonrisa
Que dibuja tus ojos radiantes.

Vencerás y moverás montañas.
Construirás un mundo nuevo glorioso.

Tu lucha es la lucha de muchos
Tu esfuerzo es un aliciente.

Te robaron un momento hermoso en la infancia
Pero construyes con creces tu futuro.

Nunca has dado por vencido tu esfuerzo.
Día con día sobrevives luchando.

Sigo tus huellas con esperanza.
Los gritos sin voz ya se escuchan.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.

Noviembre 2011.

En donde no llegan las palabras.

Amo a tu mirada sencilla porque nunca reconoce que el alba desciende siempre bajo tu mirada  tierna que ilumina con su paz a todo ...