miércoles, 26 de septiembre de 2012

Discretos destellos traslucidos de una leve esperanza





No puedo soportar más tu indiferencia
Tus ojos no me hablan, se mantienen vacios.

Discretos destellos traslucidos de una leve esperanza
Cerrados a la luz de las palabras.

No puedo soportar más tu indiferencia.
Son muchos los años en los cuales mi corazón te sigue amado.
Más aun todavía no se encuentra vacio.
Está lleno de recuerdos y sueños logrados.

Mis sentimientos son fieles, no a una costumbre que se queda.
No a los principios que se aprenden temprano.
Te quieren porque han aprendido a vivir a tu lado
A veces blasfemos, a veces abnegados.
Siempre esperando envolverte de nuevo con un te amo.

Discretos destellos traslucidos de una leve esperanza
Palpitan serenos, ya viene la calma.


Poesía
Miguel Adame Vázquez
Septiembre de 2012.


domingo, 16 de septiembre de 2012

Mi ilusión por ti no se desvanece.



Mi ilusión por ti no se desvanece.
Sigo paciente soportando a todos los vientos.
Como cuando una flor que reverdece no deja caer de su gloria cada uno de sus pétalos.

Mi ilusión por ti no se desvanece.
Sigo con la esperanza que la risa no se marchitaran de nuevo.

Mi ilusión por ti no se desvanece.
Sigo esperando fiel el reflejo de tu aroma que con su belleza perduran en mi recuerdo por siempre.

Mi ilusión por ti no se desvanece.
Porque no doy por derrotados mis pasos.
Siempre las aves del campo me dicen con su canto que el silencio de tu ausencia será pasajero.

Mi ilusión por ti no se desvanece.
Porque sigo necesitando de cada milimetro de ti.
Suspiro por todostus cariños que siempre arropan mis ideas más necias y locas.

Mi ilusión por ti no se desvanece.
Porque sigo necesitando de la nostalgia pasajera al extrañarte.

Mi ilusión por ti no se desvanece.
Sigo amando cada instante e el que anhelo esa mirada que basta para desencadenar toda una revolución por ti.

Mi ilusión por ti no se desvanece.

Poesía
Miguel Adame Vazquez.
16/09/2012.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

¿Sabes lo que es aferrarse a la nostalgia?



¿Sabes lo que es aferrarse a la nostalgia?

Es un dolor muy fuerte pero no profano.
Es lo mismo que ser lastimado al no ser recordado.

Es como escuchar los ecos del tiempo y huir de los gritos del silencio que no corren en el pasado.
Es como detenerse de súbito y ser golpeado.

¿Sabes lo que es aferrarse a la nostalgia?

Es como vivir siempre deseando, como sentir un fuerte sentimiento de haber llorado.
Es como sujetarse a un sueño dorado, como crecer en un huerto ya  arado.

Es como amanecer siempre despierto y a la vez soñando, sabiendo que estas muy cerca pero ala vez muy retirado.
Es cómo describir la soledad que te inunda, soledad que es eterna y no pasajera.

¿Sabes lo que es aferrarse a la nostalgia?

Es como amar y no ser amado.
Como la distancia que impide que yo este a tu lado.

Es como los ecos de un pasado, sobre una omnipresencia encontrada en las penumbras de un momento capturado.

Es como querer entregarse a un presente y olvidar lo que ya por mucho tiempo se ha caminado.

Es como querer ser uno mismo y descubrir que no se a logrado.



Poesía

Miguel Adame Vázquez
Marzo de 2007.





Ya no te quiero chantajear.



Ya no te quiero chantajear con un llanto lastimero.
Yo no te quiero causar los más bajos sentimientos.
Pero parece que fue ayer cuando te vi primero.

Ya no te quiero disuadir de que te olvides de mis credos.
Ni que palpites a cada rato por los momentos bellos.

Yo no te puedo suplicar que por mí pidas primero.
Ni que pases por alto lo glorioso  que es sentirse más que un simple cero.

Ya no te puedo obligar a que te olvides de mí por completo.
Solo aspiro a un segundo, un segundo pasajero.

Yo no te puedo descubrir y dejarte al descubierto.
Ya te toque una vez y mi sentir fue mas que incierto.

Ya no te puedo chantajear con ideas y pensamientos.
Ya mas de una vez tu ganancia fue el tiempo.

Ya no te puedo distraer y que de mí te olvides por un tiempo.
Parece que fue ayer cuando té pedí vete lejos.

O dolor que carcome mis sentimientos déjeme pasar solo un momento, sin angustias ni recuerdos.

Solo quiero sentir aquello que me es puramente placentero.
Como un instante sublime y un amor pasajero.

Yo no te solicito que borres de mí cada una de mis penas
Ni la victoria segura ni la ganancia suprema.

Solo te ruego un segundo ya no me duelas.



Poesía

Miguel Adame Vázquez
Marzo de 2007.

El búho no a muerto, solo descansa.



El búho no a muerto, solo descansa.
Bajo un firmamento claro que invoca un resplandecer glorioso.
Bajo una esperanza marchita y casi tenue de un recuerdo sonriente y revelador de lo que nunca fue.

El búho no a muerto, solo descansa.
Bajo un momento invadido por la nostalgia de lo que se transforma casa mañana en lo que no es.

El búho no a muerto, solo descansa.
Bajo una tumba que siempre nos a dejado constancia de la gloria eterna siempre envidiada.

El búho no a muerto, solo descansa.
Del que siempre lo pelea todo y aun así se queda con nada, cada vez que voltea atrás.

El búho no a muerto, solo descansa.
Siempre pensando que sera el mañana
Cuando tenga que volar.



Poesía

Miguel Adame Vázquez
Marzo de 2007.

Cual propósitos que tienden caminos.


Cual propósitos que tienden caminos, voy firmemente dando sentido a mi vida.
Lo busco afanosamente en cada sustancia que toco, en el placer de poder elegir lo que es mio.


Voy trazando el poder del sentido, impulsándome instintivamente con fuerzas, dando siempre un solo suspiro.


Ya no tengo que encontrarme diariamente
Porque voluntariosamente me vivo, en mis sensaciones ocultas me cultivo.
Cual defensa sublime no me retiro.

Como reacción suprema a mis propios principios.
Voy por mis ideales pregonando a gritos, por lo mudo y silencioso que es mi regocijo.


Como una batalla en un campo perdido
Voy combatiendo ciegamente conmigo.
Deliberadamente siempre derretido, por un sol que me aba-zalla
Como un autentico deseo ferviente y genuino que no menosprecia mis más puros motivos.

Ya no es espejismo mi propia existencia.
He desafiado lo lógico de la esencia concentrada, del saber que el tiempo no es mio.


Como un todo voy pregonando quehaceres, cuando invento mis grandes sentidos, al dar rienda suelta al olvido.
Voy andando sobre empujones y placeres, estirando pacientemente mis caminos.
Recordando que siempre resucitan al verme todo genuino.


Siempre cobijo mis ayeres de mis más fervientes respiros.
Sobre una conciencia que frustra lo que encuentra distante.
De lo espiritual que su fruto se riega, siempre permanece inerte conmigo.


Cual propósitos que tienden caminos, voy dando tumbos prohibidos.
Voy firmemente dando sentido a mi vida, ya no tengo que encontrarme conmigo.
Porque voluntariosamente siempre me vivo.



Poesía

Miguel Adame Vázquez
Marzo de 2007.


Cuando leas estas lineas.




Cuando leas estas lineas ya sabrás que me he marchado
Que mi tren partió con destino in imaginado
Partiré al alba  al mas allá soñado.
En donde ni un recuerdo del gran amor que fue podrá ser recobrado.

Cuando leas estas lineas yo ya iré muy lejos
Mas allá del horizonte que se pierde en los verdes prados
Me habré ido para siempre, cual pasado y no podrás recordar cuanto te e amado.

Cuando leas estas lineas ya sabrás que me e retirado
Que me ido para siempre nunca mas estaré a tu lado y no podrás recordar mis besos ni mis abrazos.


Cuando leas estas lineas ya sabrás que me he marchado
Que me he ido para siempre a donde no llegan los latidos, ni los sueños no realizados.

Seras libre, como si nunca yo en tu camino me hubiera cruzado
Y no sentirás dolor ni nostalgia ni llanto.
Solo recordaras lo que fue y que ya no mas estará a tu lado.




Poesía

Miguel Adame Vázquez
Abril de 2007.

Encantadora de serpientes.




Encantadora de serpientes, tus ojos me han cautivado
Bajo un crepúsculo gris yo te he observado
Sobre un suspiro quedo yo te he admirado.

Encantadora de serpientes, de ti yo me he enamorado
Y es que de tus ojos yo me ilusionado, cual infante ama a su juguete soñado yo he quedado de ti encantado.

Encantadora de serpientes, bajo tu canto yo he quedado comprado.
No me quiero ir, quiero quedarme a tu lado hipnotizado.

Poesía

Miguel Adame Vázquez
Abril de 2007.


lunes, 3 de septiembre de 2012

A veces.


Se que aveces el cielo se nubla  tanto que no deja entrar los rayos del sol y calentar tus huesos.
Los huesos te duelen tanto como si el frío llegara hasta los mismos tuétanos.

Se que aveces en las penumbras el oxigeno no llega a tus pulmones. 
Y la incertidumbre se instala en tu vida y tu sigues callando. 

Se que aveces las historias se complican y no encuentras la luz al final del túnel.


Se que aveces vas solo trastabillando por un mundo inconsciente, que no te escucha cuando clamas.

Se que aveces  te das por vencido  y te convences a siegas  que es mejor guardar silencio.

Por eso  quisiera convencer a tus instintos.

Que el sol puede no salir  esta mañana.

Pero que ni el sol ni las estrellas opacas Impedirán tu renacer.

Poesía
Miguel Adame Vázquez

03/09/2012.

Escucho el ladrar de los perros



Escucho el ladrar de los perros
Aúllan  como  si me  quisieran contar lo que han visto.

El frío arrecia, ya es de madrugada.
Despierto y mantengo los ojos atentos.

Pronto amanecerá en el horizonte
Y la oscuridad dará paso al silencio.

El silencio será nuestro aliado
Volveré a concebir el sueño. 


Poesía
Miguel Adame Vázquez.
02/09/2012

El dolor me roba todo.


El dolor me roba todo.

Me roba la felicidad pasajera de una vida de instante.

Me roba las sonrisas y me marchita el tiempo.


El dolor me roba todo.

Me roba las Sonrisas que la vida te regala.

Me roba la Fidelidad de mi perro, los Cantos de los gorriones en el campo.

El calor radiante de un atardecer radiante

El dolor me roba todo.

Me roba cada detalle minúsculo de la vida, como la mejor melodía de una canción sublime.

Melodía que he escuchado tantas veces que ya no recuerdo que el cuerpo duele hasta el alma.


El dolor me roba todo.

Dolor que  lleva sus  cargas pesadas.Tan pesadas  que hasta en los  hombros descansa  el lamento.


El dolor me roba todo.

Me  mantiene muchas horas despierto 

Como si contara cada segundo que el reloj de la vida cronometra despacio.


El dolor me roba todo.

Por eso Quiero vivir  la vida muy plenamente 

Quiero vivir Como si el nacer me hubiera costado  mucho trabajo para estar viviendo.


Por eso  presiono a  la vida 

A una vida que se acelera 

Como si esta se estuviera extinguiera muy rápidamente  
El dolor me roba todo.

Y yo me niego Insistiendo.



Poesía
Miguel Adame Vázquez02/09/2012.

El cuerpo lleva la cuenta

El cuerpo lleva la cuenta juntando emociones para existir, me niego a sufrir ante un baúl de recuerdos nunca se aleja la guerra de ...